Escarapela Nacional

 

Debemos remontarnos al 19 de Mayo de 1810 para encontrarnos con los “chisperos” French y Berutti repartiendo sus cintas celestes y blancas en la actual Plaza de Mayo.

En realidad fueron las mujeres que ese día entrevistaron a Saavedra las que lucían los actuales colores patrios. Existe una discusión sobre los verdaderos colores que tenían las cintas que repartían los chisperos ese día. Pero estudios posteriores indican que ya existía una tendencia a usar sobre los sombreros una cinta azul y otra blanca, tal como lo expresó el mismo Saavedra al asomarse al balcón el 22 de mayo de 1810.

La escarapela es anunciada oficialmente por el Triunvirato para distinguir a los ejércitos patrios de los españoles, tal como lo había solicitado expresamente el General Manuel Belgrano. El día de la escarapela Nacional se celebra el 18 de Mayo y fue instituido por el Consejo Nacional de Educación en el año 1935.


Escudo Nacional

 

Antes de la Asamblea General Constituyente del año 1813 se utilizaba el sello de las armas reales, el mismo de la época del virreinato. Pero fue en ese año en que se decidió instituir un sello propio para refrendar todos los papeles de la Asamblea originara.

El Escudo Nacional surgió de ese sello. En realidad se desconoce el autor original, aunque se sabe que tuvo constantes modificaciones y variantes hasta quedar fijada su forma en el año 1900. Por fin, en el año 1944 el Poder Ejecutivo Nacional reglamentó la uniformidad de todas las variantes que se utilizaban como escudo.

El escudo es el símbolo de los ideales de la nacionalidad: las manos unidas representan la unión de los pueblos de las Provincias Unidas del Río de la Plata; la pica y el gorro frigio son el símbolo de la libertad; el sol naciente muestra la aparición de una nueva Nación y los laureles la victoria en la lucha por la independencia. El fondo azul y blanco, así como el moño, son alusivos a los colores de la nacionalidad argentina.


Flor del Ceibo

 

Cuenta la leyenda que a orillas del río Paraná vivía una indiecita llamada Anahí, que era muy fea, pero que tenía una hermosa voz con la que deleitaba a todos los que la rodeaban con sus canciones.

Era guaraní, y como todos los de su raza llevaba en su sangre la rebeldía y la libertad. En una ocasión fue tomada prisionera junto a otros indígenas. Anahí se pasaba los días y las noches sin dormir llorando por su esclavitud, hasta que una noche logró escapar, dando muerte al centinela que la cuidaba. Fue perseguida y alcanzada por quienes la tenían en cautiverio y como castigo fue condenada a morir en la hoguera.

Así fue como esa misma noche la ataron a un árbol y le prendieron fuego. Con asombro los que la martirizaban vieron que el fuego subía y la envolvía en llamas, pero el cuerpo de Anahí se convertía en un bello árbol de flores rojas aterciopeladas: el ceibo.


Himno Nacional Argentino

 

En un oficio dirigido al Cabildo en el año 1812 el Triunvirato sugirió la necesidad de tener una canción de la Patria, para ser ejecutada en las funciones importantes y en las escuelas, debiendo ser escuchada de pié.

Pero recién fue la Asamblea General Constituyente del año 1813 la que mandó a componer la “Marcha Patriótica”. Vicente López y Planes fue el autor de la letra y Blas Parera compuso la música. Fue aprobado el 11 de Mayo de 1813. La tradición cuenta que se cantó por primera vez en casa de Mariquita Sánchez de Thompson y en la noche del día 28 del mismo mes en una función teatral patriótica.

Recién en 1847 se lo tituló como “HIMNO NACIONAL ARGENTINO”. Originalmente fue un extenso poema y durante la presidencia del General Julio Argentino Roca, en el año 1900 fue sancionado un decreto por el cual la canción patria tuvo una modificación y desde entonces hasta la actualidad se cantan la primera y la última cuarteta y el coro.

 

HIMNO NACIONAL ARGENTINO
(ESTROFAS QUE SE CANTAN EN LA ACTUALIDAD)

OID MORTALES EL GRITO SAGRADO
LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD
OID EL RUIDO DE ROTAS CADENAS
VED EN TRONO A LA NOBLE IGUALDAD.

YA SU TRONO DIGNÍSIMO ABRIERON
LAS PROVINCIAS UNIDAS DEL SUD
Y LOS LIBRES DEL MUNDO RESPONDEN
AL GRAN PUEBLO ARGENTINO SALUD.

SEAN ETERNOS LOS LAURELES
QUE SUPIMOS CONSEGUIR
CORONADOS DE GLORIA VIVAMOS
O JUREMOS CON GLORIA MORIR.

Letra Completa del Himno Nacional Argentino