SEGUNDO MIERCOLES DE OCTUBRE: DIA INTERNACIONAL
PARA LA REDUCCIÓN DE LOS DESASTRES NATURALES

En el marco del Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales, la Asamblea General designó el segundo miércoles de octubre como Día Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales, que se observaría todos los años durante el Decenio (resolución 44/236).

La naturaleza nos da la vida y el sustento, pero algunas veces, puede provocar grandes daños al ser humano, animales y plantas. Esto se debe a diversos fenómenos naturales que ocurren en nuestro planeta.

Un ejemplo son los huracanes: se forman debido a que grandes masas de aire caliente chocan con otras de aire frío, provocando tormentas que poco a poco adquieren dimensiones gigantescas y combinadas con la potencia de los mares suelen causar grandes inundaciones y desastres.

Otro ejemplo son los sismos: se producen debido al acomodamiento de las masas continentales y placas tectónicas, que generan energía, y cuando ésta es liberada hace vibrar a la corteza terrestre, y dependiendo de la magnitud del sismo, pueden provocar pánico, destrucción y muerte.

También los volcanes al entrar en erupción pueden causar graves daños a la población y a la ecología, ya que lanzan las rocas incandescentes y vapores tóxicos que pueden modificar el clima debido a las nubes que se forman por la ceniza que expulsan.

Otro tipo de desastres naturales son los incendios en los bosques, los tornados, los maremotos, las inundaciones y las sequías.

Lamentablemente el ser humano contribuye a producir desastres naturales debido a los contaminantes que arroja en la atmósfera, que provoca el calentamiento global que es causa de tormentas e inundaciones; y debido también a la deforestación indiscriminada de los bosques, alterando el ecosistema.

Todo ello ha motivado a las Naciones Unidas a instaurar el Día Internacional para la Reducción de Desastres Naturales, con el objeto de tomar medidas preventivas en caso de desastre y crear conciencia en la población y los gobiernos para prestar más atención al cuidado del medio ambiente.