Búsqueda personalizada
   
PRIMER SABADO DE OCTUBRE:
DÍA DEL VOLUNTARIO HOSPITALARIO

Mientras los médicos hacen lo posible para cumplir con la creciente demanda de pacientes que se acercan al hospital público, un grupo de personas colabora en silencio con el único propósito de ayudar. Sin pedir nada a cambio y con una profunda vocación, los voluntarios hospitalarios se vuelven indispensables para el funcionamiento de los centros de salud pública.

Existen diversas formas de entender el motivo que lleva a una persona a dedicar horas de su vida a trabajar gratis en un hospital público: agradecimiento, vocación, motivación personal...

Las tareas más comunes que desarrollan los voluntarios consisten en realizar trabajos administrativos, ayudar a movilizar a los pacientes, darles de comer, y acompañarlos. Recorren las salas del hospital para conocer los diferentes servicios, y como no siempre es agradable lo que se ve, un voluntario puede solicitar un cambio para sentirse más a gusto. Claro que cuando toman esta decisión, no falta quien quiera retenerlos.
El Dr. Alberto Friedman, supervisor de voluntarias del hospital Durand explica: “Una vez que se desempeñan bien en un lugar se quedan ahí, pero si no les gusta tienen la libertad de cambiarse porque les damos todas las posibilidades para que trabajen donde más les agrada”.

En el hospital Pedro de Elizalde hay 240 voluntarios. En el Durand existen más de 50. La mayoría son mujeres, y si bien no pueden realizar cualquier actividad, su aporte agiliza algunas labores de los médicos. Más allá del esfuerzo que implica el voluntariado, sólo alguien que lo ejerce puede explicar qué siente y por qué eligió ese camino: “Ser voluntaria surge de estar en casa y pensar. ¿Qué hago si me sobra tiempo? Tengo que entregarlo a los demás. Y entonces te ofrecés" - explica Ermelinda de Pilone - jefa de voluntarias del Durand. "Después cuando ves que servís, que la gente te agradece con una sonrisa y te toca la mano, hay como un sentimiento de tener el día ganado. Uno siempre espera el gracias pero hay veces que la gente te aprieta la mano y ya basta con eso; y cuando te querés acordar estás tan enganchada que si te quedás en tu casa no sos feliz”.

Ser voluntario, una decisión de vida.

Los voluntarios se acercan a los hospitales para auxiliar al personal de salud con la certeza de que su colaboración es un importante aporte para el mejor funcionamiento de la institución. Pero elegir ayudar sin pedir nada a cambio es una decisión muy íntima, aunque no todas las personas pueden ejercer el voluntariado porque, como en cualquier lugar donde se ejerce la medicina, deben cumplirse ciertos requisitos: ser mayor de edad, y pasar un período de prueba en el cual se evalúan las aptitudes y el buen comportamiento del interesado.

A pesar de que no hay gran difusión de su tarea, hace mucho que las voluntarias trabajan en los hospitales. No es raro encontrarse con mujeres con más de 20 años en el ejercicio de esta actividad. La decisión de colaborar se toma por múltiples causas, aunque la gran mayoría lo hace por la necesidad de ayudar al prójimo para sentirse útiles. Y son muchas aquellas que se suman al voluntariado luego de una difícil experiencia personal, como una forma de gratitud hacia el hospital que las tuvo como pacientes. Marta Borrego, voluntaria del hospital Oncológico María Curie, cuenta: “Mientras yo era paciente del hospital, admiraba el trabajo de las voluntarias, de manera que cuando me dieron el alta me pareció un buen momento para empezar a devolver tanto cariño. La satisfacción que provoca es muy íntima porque en realidad lo que provoca el contacto con los pacientes tiene más que ver con la tristeza que con la satisfacción. Mi tarea es visitar todos los días a los pacientes, escuchar lo que necesitan, y acercárselos; y hasta la compañía también es muy importante”.

El voluntariado no es una terapia - más allá de que ocuparse del prójimo puede ayudar a elevar la autoestima -, porque si no se está bien anímicamente es muy difícil cumplir con una de las claves de la tarea: brindar apoyo emocional.

 

Ayudar a los niños:

Cada hospital es un mundo diferente y las experiencias que se viven en ellos también. No es lo mismo trabajar con pacientes adultos que hacerlo con menores. Es con los chicos justamente donde las voluntarias tienen que demostrar mayor entereza.

 

Blanca de Loof es coordinadora de sala del hospital de Niños Pedro de Elizalde y una de las más experimentadas de las 240 mujeres que ayudan allí. “Ser voluntario es brindarse para el enfermo, para la familia – analiza con conocimiento de causa -. Atendemos a la madre en todo lo que podemos, le explicamos qué es lo que le pasa, hablamos con ella y con el chico. Nos acercamos, los ayudamos, los sostenemos cuando vienen a una revisación y el chico está llorando y la madre no puede estar al lado de él. Claro que nunca damos explicaciones técnicas”.
“Las tareas en un hospital de niños son totalmente distintas a las de un hospital de adultos – explica de Loof  –. Yo estoy en una sala con chicos con sida y leucemia, una sala muy difícil para contener a las madres; y eso se lo explicamos a las chicas jóvenes que se acercan para ayudar porque es muy importante tenerlo en cuenta”.



Amor al prójimo

Si bien cada hospital tiene libertad para elaborar su propio reglamento interno, existe también una institución que coordina en el ámbito nacional el accionar de los voluntarios. Se trata de la Coordinadora de Instituciones Voluntarias de Hospitales (CIVHA) cuya función es asesorar, apoyar y crear nuevos voluntariados.
Las voluntarias también ayudan a recaudar fondos para el hospital que, maltratado por la falta de recursos, acepta esta colaboración. En el María Curie, por ejemplo, se organizan almuerzos, conciertos y hasta desfiles con ese propósito.
A falta de recursos humanos, nombramientos y decisión política para apuntalar el trabajo hospitalario, la comunidad muchas veces intenta compensar los déficit con su propio compromiso.

La filosofía de vida de los voluntarios se basa en la caridad y el amor al prójimo. Para ayudar, no existen excusas ni limitaciones. Javier Rubel.

 

San Francisco de Asís es el patrono del voluntario hospitalario.

Dicen que a San Francisco lo declaró santo el pueblo, antes de que el Sumo Pontífice le concediera ese honor, y que si se hace una votación entre los cristianos (aún entre los protestantes) todos están de acuerdo en declarar que es un verdadero santo. Todos, aun los no católicos, lo quieren y lo estiman.
Lo quieren los pobres, porque él se dedicó a vivir en total pobreza, pero con gran alegría.
Lo estiman los ecologistas porque él fue el amigo de las aves, de los peces, de las flores, del agua, del sol, de la luna y de la madre tierra.

Nació en Asís (Italia) en 1182. Su madre se llamaba Pica y fue sumamente estimada por él durante toda su vida. Su padre era Pedro Bernardone, un hombre muy admirador y amigo de Francia, por la cual le puso el nombre de Francisco, que significa: "el pequeño francesito".


Cuando joven a Francisco lo que le agradaba era asistir a fiestas, paseos y reuniones con mucha música. Su padre tenía uno de los mejores almacenes de ropa en la ciudad, y al muchacho le sobraba el dinero. Los negocios y el estudio no le llamaban la atención. Pero tenía la cualidad de no negar un favor o una ayuda a un pobre siempre que pudiera hacerlo.
Tenía veinte años cuando hubo una guerra entre Asís y la ciudad de Perugia. Francisco salió a combatir por su ciudad, y cayó prisionero de los enemigos. La prisión duró un año, tiempo que él aprovechó para meditar y pensar seriamente en la vida.
Al salir de la prisión se incorporó otra vez al ejército de su ciudad, y se fue a combatir a los enemigos. Se compró una armadura sumamente elegante y el mejor caballo que encontró. Pero por el camino se le presentó un pobre militar que no tenía con qué comprar armadura ni caballería, y Francisco, conmovido, le regaló todo su lujoso equipo militar. Esa noche en sueños sintió que le presentaban en cambio de lo que él había obsequiado, unas armaduras mejores para enfrentarse a los enemigos del espíritu.
Francisco no llegó al campo de batalla porque se enfermó y en plena enfermedad oyó que una voz del cielo le decía: "¿Por qué dedicarse a servir a los jornaleros, en vez de consagrarse a servir al Jefe Supremo de todos?". Entonces se volvió a su ciudad, pero ya no a divertirse y parrandear sino a meditar en serio acerca de su futuro.
La gente al verlo tan silencioso y meditabundo comentaba que Francisco probablemente estaba enamorado. Él comentaba: "Sí, estoy enamorado y es de la novia más fiel y más pura y santificadora que existe". Los demás no sabían de quién se trataba, pero él sí sabía muy bien que se estaba enamorando de la pobreza, o sea de una manera de vivir que fuera lo más parecida posible al modo totalmente pobre como vivió Jesús. Y se fue convenciendo de que debía vender todos sus bienes y darlos a los pobres.
Paseando un día por el campo encontró a un leproso lleno de llagas y sintió un gran asco hacia él. Pero sintió también una inspiración divina que le decía que si no obramos contra nuestros instintos nunca seremos santos. Entonces se acercó al leproso, y venciendo la espantosa repugnancia que sentía, le besó las llagas. Desde que hizo ese acto heroico logró conseguir de Dios una gran fuerza para dominar sus instintos y poder sacrificarse siempre a favor de los demás. Desde aquel día empezó a visitar a los enfermos en los hospitales y a los pobres. Y les regalaba cuanto llevaba consigo.
Un día, rezando ante un crucifijo en la iglesia de San Damián, le pareció oír que Cristo le decía tres veces: "Francisco, tienes que reparar mi casa, porque está en ruinas". Él creyó que Jesús le mandaba arreglar las paredes de la iglesia de San Damián, que estaban muy deterioradas, y se fue a su casa y vendió su caballo y una buena cantidad de telas del almacén de su padre y le trajo dinero al Padre Capellán de San Damián, pidiéndole que lo dejara quedarse allí ayudándole a reparar esa construcción que estaba en ruinas. El sacerdote le dijo que le aceptaba el quedarse allí, pero que el dinero no se lo aceptaba (le tenía temor a la dura reacción que iba a tener su padre, Pedro Bernardone). Francisco dejó el dinero en una ventana, y al saber que su padre enfurecido venía a castigarlo, se escondió prudentemente.
Pedro Bernardone demandó a su hijo Francisco ante el obispo declarando que lo desheredaba y que tenía que devolverle el dinero conseguido con las telas que había vendido. El prelado devolvió el dinero al airado papá, y Francisco, despojándose de su camisa, de su saco y de su manto, los entregó a su padre diciéndole: "Hasta ahora he sido el hijo de Pedro Bernardone. De hoy en adelante podré decir: Padrenuestro que estás en los cielos".
El Sr. Obispo le regaló el vestido de uno de sus trabajadores del campo: una sencilla túnica, de tela ordinaria, amarrada en la cintura con un cordón. Francisco trazó una cruz con tiza, sobre su nueva túnica, y con ésta vestirá y pasará el resto de su vida. Ese será el hábito de sus religiosos después: el vestido de un campesino pobre, de un sencillo obrero.
Se fue por los campos orando y cantando. Unos guerrilleros lo encontraron y le dijeron: "¿Usted quién es? – Él respondió: - Yo soy el heraldo o mensajero del gran Rey". Los otros no entendieron qué les quería decir con esto y en cambio de su respuesta le dieron una paliza. Él siguió lo mismo de contento, cantando y rezando a Dios.
Después volvió a Asís a dedicarse a levantar y reconstruir la iglesia de San Damián. Y para ello empezó a recorrer las calles pidiendo limosna. La gente que antes lo había visto rico y elegante y ahora lo encontraba pidiendo limosna y vestido tan pobremente, se burlaba de él. Pero consiguió con qué reconstruir el pequeño templo.
La Porciúncula. Este nombre es queridísimo para los franciscanos de todo el mundo, porque en la capilla llamada así fue donde Francisco empezó su comunidad. Porciúncula significa "pequeño terreno". Era una finquita chiquita con una capillita en ruinas. Estaba a 4 kilómetros de Asís. Los padres Benedictinos le dieron permiso para irse a vivir allá, y a nuestro santo le agradaba el sitio por lo pacífico y solitario y porque la capilla estaba dedicada a la Virgen.
En la misa de la fiesta del apóstol San Matías, el cielo le mostró lo que esperaba de él. Y fue por medio del evangelio de ese día, que es el programa que Cristo dio a sus apóstoles cuando los envió a predicar. Dice así: "Vayan a proclamar que el Reino de los cielos está cerca. No lleven dinero ni sandalias, ni doble vestido para cambiarse. Gratis han recibido, den también gratuitamente". Francisco tomó esto a la letra y se propuso dedicarse al apostolado, pero en medio de la pobreza más estricta.

Cuenta San Buenaventura que se encontró con el santo un hombre a quien un cáncer le había desfigurado horriblemente la cara. El otro intentó arrodillarse a sus pies, pero Francisco se lo impidió y le dio un beso en la cara, y el enfermo quedó instantáneamente curado. Y la gente decía: "No se sabe qué admirar más, si el beso o el milagro".
El primero que se le unió en su vida de apostolado fue Bernardo de Quintavalle, un rico comerciante de Asís, el cual invitaba con frecuencia a Francisco a su casa y por la noche se hacía el dormido y veía que el santo se levantaba y empleaba muchas horas dedicado a la oración repitiendo: "mi Dios y mi todo". Le pidió que lo admitiera como su discípulo, vendió todos sus bienes y los dio a los pobres y se fue a acompañarlo a la Porciúncula. El segundo compañero fue Pedro de Cattaneo, canónigo de la catedral de Asís. El tercero, fue Fray Gil, célebre por su sencillez.
Cuando ya Francisco tenía 12 compañeros se fueron a Roma a pedirle al Papa que aprobara su comunidad. Viajaron a pie, cantando y rezando, llenos de felicidad, y viviendo de las limosnas que la gente les daba.
En Roma no querían aprobar esta comunidad porque les parecía demasiado rígida en cuanto a pobreza, pero al fin un cardenal dijo: "No les podemos prohibir que vivan como lo mandó Cristo en el evangelio". Recibieron la aprobación, y se volvieron a Asís a vivir en pobreza, en oración, en santa alegría y gran fraternidad, junto a la iglesia de la Porciúncula.

Dicen que Inocencio III vio en sueños que la Iglesia de Roma estaba a punto de derrumbarse y que aparecían dos hombres a ponerle el hombro e impedir que se derrumbara. El uno era San Francisco, fundador de los franciscanos, y el otro, Santo Domingo, fundador de los dominicos. Desde entonces el Papa se propuso aprobar estas comunidades.
A Francisco lo atacaban a veces terribles tentaciones impuras. Para vencer las pasiones de su cuerpo, tuvo alguna vez que revolcarse entre espinas. Él podía repetir lo del santo antiguo: "trato duramente a mi cuerpo, porque él trata muy duramente a mi alma".

Clara, una joven muy santa de Asís, se entusiasmó por esa vida de pobreza, oración y santa alegría que llevaban los seguidores de Francisco, y abandonando su familia huyó a hacerse monja según su sabia dirección. Con Santa Clara fundó él las hermanas clarisas, que tienen hoy conventos en todo el mundo.

Francisco tenía la rara cualidad de hacerse querer por los animales. Las golondrinas le seguían en bandadas y formaban una cruz, por encima de donde él predicaba. Cuando estaba solo en el monte una mirla venía a despertarlo con su canto cuando era la hora de la oración de la medianoche. Pero si el santo estaba enfermo, el animalillo no lo despertaba. Un conejito lo siguió por algún tiempo, con gran cariño.
Dicen que un lobo feroz le obedeció cuando el santo le pidió que dejara de atacar a la gente.
Francisco se retiró por 40 días al Monte Alvernia a meditar, y tanto pensó en las heridas de Cristo, que a él también se le formaron las mismas heridas en las manos, en los pies y en el costado de su cuerpo.
Los seguidores de San Francisco llegaron a ser tan numerosos, que en el año 1219, en una reunión general llamada "El Capítulo de las esteras", se reunieron en Asís más de cinco mil franciscanos. Al santo le emocionaba mucho ver que en todas partes aparecían vocaciones y que de las más diversas regiones le pedían que les enviara sus discípulos tan fervorosos a que predicaran. Él les insistía en que amaran muchísimo a Jesucristo y a la Santa Iglesia Católica, y que vivieran con el mayor desprendimiento posible hacia los bienes materiales, y no se cansaba de recomendarles que cumplieran lo más exactamente posible todo lo que manda el santo evangelio.

Francisco recorría campos y pueblos invitando a la gente a amar más a Jesucristo, y repetía siempre: "El Amor no es amado". Las gentes le escuchaban con especial cariño y se admiraban de lo mucho que sus palabras influían en los corazones para entusiasmarlos por Cristo y su religión.
Dispuso ir a Egipto a evangelizar al sultán y a los mahometanos. Pero ni el jefe musulmán ni sus fanáticos seguidores quisieron aceptar sus mensajes. Entonces se fue a Tierra Santa a visitar en devota peregrinación los Santos Lugares donde Jesús nació, vivió y murió: Belén, Nazaret, Jerusalén, etc. En recuerdo de esta piadosa visita suya los franciscanos están encargados desde hace siglos de custodiar los Santos Lugares de Tierra Santa.
Por no cuidarse bien de las calentísimas arenas del desierto de Egipto se enfermó de los ojos y murió casi ciego. Un sufrimiento más que el Señor le permitía para que ganara más premios para el cielo.

San Francisco, que era un verdadero poeta y le encantaba recorrer los campos cantando bellas canciones, compuso un himno a las criaturas, en el cual alaba a Dios por el sol, y la luna, la tierra y las estrellas, el fuego y el viento, el agua y la vegetación. "Alabado sea mi Señor por el hermano sol y la madre tierra, y por los que saben perdonar", etc. Le agradaba mucho cantarlo y hacerlo aprender a los demás y poco antes de morir hizo que sus amigos lo cantaran en su presencia. Su saludo era "Paz y bien".

Cuando sólo tenía 44 años sintió que le llegaba la hora de partir a la eternidad. Dejaba fundada la comunidad de Franciscanos, y la de hermanas Clarisas. Con esto contribuyó enormemente a enfervorizar la Iglesia Católica y a extender la religión de Cristo por todos los países del mundo. Los seguidores de San Francisco (franciscanos, capuchinos, clarisas, etc.) son el grupo religioso más numeroso que existe en la Iglesia Católica. El 3 de octubre de 1226, acostado en el duro suelo, cubierto con un hábito que le habían prestado de limosna, y pidiendo a sus seguidores que se amen siempre como Cristo los ha amado, murió como había vivido: lleno de alegría, de paz y de amor a Dios.

Cuando apenas habían transcurrido dos años después de su muerte, el Sumo Pontífice lo declaró santo y en todos los países de la tierra se venera y se admira a este hombre sencillo y bueno que pasó por el mundo enseñando a amar la naturaleza y a vivir desprendido de los bienes materiales y enamorado de nuestro buen Dios. Fue él quien popularizó la costumbre de hacer pesebres para Navidad.

 

     
Búsqueda personalizada
     
     

     

Ir a FACEBOOK

 

 

     

 
 

     
NOTICIAS y PRÓXIMAS ACTIVIDADES

Jornada de actualización educativa

"EL FUTURO SE CONSTRUYE EN LAS AULAS III" • Potenciando los aprendizajes en la diversidad

Auspicia Ministerio de Educación
de la Nación - Resolución Nº 696SE/2014

SÁBADO 27 DE SEPTIEMBRE 2014

Lic. Gabriel Brener • Prof. Mirta Marina
Dra. Beatriz Greco • Lic. Alicia Mizrahi

COLEGIO ARMENIO JRIMIAN
Jean Jaures 3111 - Valentín Alsina - Lanús Oeste
Horario: de 9 a 17 hs.

ENTRADA LIBRE Y GRATUITA
CON INSCRIPCIÓN PREVIA

Informes e inscripción:
Tel. (011) 6091-4910 / 153188-2800
capacitacion@elportaleducativo.com.ar
más información cliquee aquí


JORNADA DE ACTUALIZACIÓN EDUCATIVA

"APROXIMACIONES
Y EXPERIENCIAS
CON LIBROS-ÁLBUM
"
 

SÁBADO 4 DE OCTUBRE DE 2014
de 9 a 16 hs.

Dictado por: VALERIA DONATO
Coordinación Pedagógica: Lic. Laura Pitluk

ASOCIACIÓN CIVIL AIMO
Pje. Ángel Peluffo 3925, Almagro,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Informes e inscripción:
Tel. (011) 6091-4910 / 153188-2800
capacitacion@elportaleducativo.com.ar
más información cliquee aquí


JORNADA DE ACTUALIZACIÓN EDUCATIVA

"TÍTERES Y MÁSCARAS
COMO ESTIMULADORES DE
APRENDIZAJES SIGNIFICATIVOS
"
 

SÁBADO 1 DE NOVIEMBRE DE 2014
de 9 a 16.30 hs.

Dictada por: ELENA SANTA CRUZ
Coordinación Pedagógica: Lic. Laura Pitluk

COLEGIO MODELO SARA ECCLESTON Pirán 176, Wilde, Avellaneda,
Provincia de Buenos Aires

Informes e inscripción:
Tel. (011) 6091-4910 / 153188-2800
capacitacion@elportaleducativo.com.ar
más información cliquee aquí


Jornada de Actualización Educativa
"JUEGO, ARTE Y CREATIVIDAD"

Conferencia a cargo de:
RUTH HARF - FABRIZIO ORIGLIO
MARISA DÍAZ

SÁBADO 4 DE OCTUBRE DE 2014
de 9 a 14 hs.

INSTITUTO SUMMA
Yerbal 65, Caballito,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Informes e inscripción:
Tel. (011) 6091-4910 / 153188-2800
capacitacion@elportaleducativo.com.ar
más información cliquee aquí


CURSOS VIRTUALES
COORDINADOS Y DICTADOS POR
LIC. LAURA PITLUK

"LOS DIRECTIVOS EN EL NIVEL INICIAL"
Duración: 8 encuentros, 1 por semana.
Cliquée aquí para más información

"LA PLANIFICACIÓN DIDÁCTICA
EN EL NIVEL INICIAL"

Duración: 8 encuentros, 1 por semana.
Cliquée aquí para más información

"DESAFIANDO LA EDUCACIÓN
EN EL JARDÍN MATERNAL:
Viejos problemas y nuevas respuestas."

Duración: 8 encuentros, 1 por semana.
Cliquée aquí para más información

INICIAN LUNES 6 DE OCTUBRE DE 2014


CURSOS VIRTUALES DE MATEMÁTICA
PARA DOCENTES DE NIVEL INICIAL
Y EDUCACIÓN ESPECIAL

Dictados por las Lic. Edith Weinstein
y Lic. Adriana González

Coordinación pedagógica: Lic. Laura Pitluk

"LAS FUNCIONES DEL NÚMERO Y LA SERIE
NUMÉRICA EN EL NIVEL INICIAL"

Duración: 5 encuentros, 1 por semana.
Cliquee aquí para más información

"LAS RELACIONES ESPACIALES Y LAS
FORMAS GEOMÉTRICAS EN EL NIVEL INICIAL"

Duración: 5 encuentros, 1 por semana.
Cliquee aquí para más información

"LOS JUEGOS TRADICIONALES
Y LA ENSEÑANZA DE LA MATEMÁTICA
EN EL NIVEL INICIAL"

Duración: 5 encuentros, 1 por semana.
Cliquee aquí para más información

INICIAN MARTES 14 DE OCTUBRE DE 2014


CURSOS VIRTUALES DE MATEMÁTICA
PARA DOCENTES DE NIVEL PRIMARIO

Dictados por la Lic. Adriana González
Coordinación pedagógica: Lic. Laura Pitluk

"SUMAR, RESTAR, MULTIPLICAR
Y DIVIDIR NÚMEROS NATURALES
EN LA ESCUELA PRIMARIA
" 

Duración: 5 encuentros, 1 por semana.
Cliquée aquí para más información

"¿A RESOLVER PROBLEMAS SE ENSEÑA?
El problema como contenido
a ser enseñado de 1° A 7°
" 

Duración: 5 encuentros, 1 por semana.
Cliquée aquí para más información

"FRACCIONES POR AQUÍ Y POR ALLÁ.
Las fracciones en la Escuela Primaria.
" 

Duración: 8 encuentros, 1 por semana.
Cliquée aquí para más información

INICIAN MARTES 14 DE OCTUBRE DE 2014


Asociación Civil AIMO

Primer instituto que trabajó con personas con patología Síndrome de Down y desarrolló tareas investigativas sobre la temática.

Talleres ocupacionales no productivos, terapéuticos
y de socialización en los cuales los concurrentes encuentren no sólo la posibilidad de afianzar los conocimientos, habilidades y destrezas ya adquiridas, sino encontrarse con espacios en donde estimular la afirmación de la personalidad, la autoconfianza, la colaboración, el autovalimiento, la convivencia y el quehacer cotidiano de una tarea elegida por ellos mismos, con el esfuerzo y el estímulo de continuar creando y participar de la comunidad en la que viven.

más información en www.asociacionaimo.com.ar


Cartelera - Blog - Facebook - Servicios para Colegios - Contáctenos
Efemérides: Enero - Febrero - Marzo - Abril - Mayo - Junio - Julio - Agosto - Septiembre - Octubre - Noviembre - Diciembre

Guía de Colegios: Jardines Maternales - Jardines de Infantes - Nivel Primario - Nivel Secundario
Colegios de Integración - Guía de Educación Especial - Enciclopedias - Directorio de Artículos

Consultas Gratuitas: Psicóloga Infantil - Psicopedagoga - Asesoramiento Instituciones Nivel Inicial

Capacitación Docente: Agenda Capacitaciones - Cursos Virtuales

Información Útil: FERIADOS Y DIAS NO LABORABLES 2014 - Bibliotecas de la Ciudad de Buenos Aires
Museos en la Ciudad de Buenos Aires - Casas de Provincias - Embajadas - Ministerios

 
EL PORTAL EDUCATIVO ® Marca Registrada
Sitio Web Hecho en la República Argentina.
Todos los derechos reservados - 2002 / 2014
Prohibida su reproducción total o parcial sin consentimiento del autor.
 

De Marzo/2002 a Junio/2013 recibimos 3.372.022 visitantes.
Muchas gracias a todos los que nos acompañan día a día.

Agradecemos a quienes nos acompañan en este emprendimiento y a nuestros visitantes argentinos
y del resto del mundo. Estos son algunos de los países desde donde nos visitan:

ARGENTINA

Bolivia

Brasil

Colombia

E.E.U.U.

Ecuador

El Salvador

España

Francia

Guatemala

Holanda
Honduras
 
Japón
 
México
Nicaragua
Perú
Portugal
Puerto Rico
República
Dominicana
Suecia
Uruguay
Venezuela
 
Esta página funciona con Flash.
Si no ve la animación en la parte superior debe descargar el plug in.
Descarga Macromedia Flash Player
Este sitio ha sido diseñado para ser visto en una resolución de 1024x768 pixels.