7 de Noviembre: Día del Canillita

El día del canillita comenzó a festejarse el 7 de noviembre de 1947, en conmemoración a la fecha de la muerte de Florencio Sánchez. Este dramaturgo uruguayo dio origen a la denominación en su obra “Canillita”, donde designó con ese mismo nombre a un chico de piernitas flacas que vendía diarios.

"Canillita" fue primitivamente "¡Ladrones!", pieza insuficiente que Florencio Sánchez escribiera -antes de 1900- para ser representada por los actores del Centro Internacional de Estudio Sociales. Sin duda, no aparecía en aquella versión el protagonista como vendedor de diarios.

Aparece ya así en la segunda vida de la pieza: en Rosario, donde la pone en escena, en octubre de 1902, la compañía de zarzuelas de Llobet. Una mujer tuvo a su cargo la interpretación del "Canillita", y por doce días consecutivos fue representada.

Es ahí, en Rosario, donde Florencio Sánchez, periodista pobre, frecuentador del café de los vendedores de diarios, asocia a su pieza la dolorida presencia del muchacho Canillita.

El 4 de enero de 1904, aparece "Canillita" en Buenos Aires. Anunciada como "sainete en un acto", la interpreta en el Comedia la compañía de Gerónimo Podestá. El texto de su presentación porteña es el incluido en el "Teatro Completo".

Es, sin ninguna duda, el definitivo, pues aun cuando existe, según noticias que supo darnos Da. Catalina Raventos, viuda del autor, otro original, Florencio Sánchez no lo reconoce en la lista de sus obras escrita en su libro de viajero. Tal vez difieran en muy poco los dos textos.

Después del estreno en Buenos Aires del sainete el propio Sánchez fue conocido con el mismo apodo.

Desde entonces el público empezó a llamarle canillas a todos los trabajadores de este oficio en la capital argentina y poco a poco el nombre se fue extendiendo por todo el ámbito platense.

 

Fuente: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes y Mundo Matero.