4 de marzo de 1811: Fallecimiento de Mariano Moreno

Nació en Buenos Aires en 1778, estudió en la Universidad de Chuquisaca (Bolivia), donde se graduó de abogado, regresando a su ciudad natal en 1805 para dedicarse a ejercer su profesión.

En el año 1809 escribió "Representación de los hacendados", donde denuncia las restricciones comerciales impuestas por España a sus colonias sudamericanas y le pide al rey la libertad de comercio para estas tierras.

Fue Secretario de la Primera Junta de gobierno surgida el 25 de mayo de 1810 siendo el inspirador de las principales medidas tomadas por ésta.

Moreno pretendía realizar innovaciones rápidas y enérgicas, quería, según su propia expresión: "Realizar la revolución", poniendo las bases de una sociedad verdaderamente democrática.

Este fue el ideal de su corta vida, y desde su primera actuación pública cuando redactó la "Representación de los hacendados", hasta la fundación del primer periódico de la revolución, "La Gazeta", se impuso como misiòn ilustrar a sus contemporáneos y conducirlos por la senda de la libertad.

Desde su cargo de la Primera Junta garantizó la libertad de prensa, la integración de indígenas y blancos en el Ejército, y la creación de la Biblioteca Nacional.


Pero sus ideas chocaban con las del presidente de la Junta, Cornelio Saavedra y en diciembre de 1810 se vio obligado a renunciar, refugiándose en la vida privada por un breve lapso.

Se le ofreció viajar a Londres para obtener el reconocimiento del gobierno revolucionario, y Moreno no dudó en emprender la travesía. La Junta lo nombró Ministro Plenipotenciario ante el gobierno inglés.

Moreno embarcó el 24 de enero de 1811 en el barco inglés "Milestoe" transbordando luego a "La Fama".

Durante el viaje murió en alta mar en la mañana del 4 de marzo, a la edad de 32 años.

En menos de once meses de acción revolucionaria, supo despertar la conciencia democrática de un pueblo, y sus restos, que fueron arrojados al mar, hicieron exclamar a su rival político Cornelio Saavedra: "Se necesitó tanta agua para apagar tanto fuego".